Saltar al contenido

abogacía

Resiliencia

La Resiliencia de los Abogados

Existe un término que pocos abogados conocen pero que muchos lo intentan aplicar inconscientemente para entender, aceptar y luchar contra las constantes adversidades que a raíz de la actual crisis económica padecemos. El término se llama “resiliencia”, y consiste en trabajar la voluntad de los seres humanos no sólo para luchar por sobrevivir a percances peligrosos, sino para adaptarnos a las presiones más intensas sin claudicar yvencer las desgracias y crisis de todo tipo que nos depara la vida. Los abogados vivimos nuestra profesión como una especie de montaña rusa emocional, en un contexto de trabajo como el nuestro, el estrés forma parte de nuestro día a día por lo cual los abogados debemos enfocarnos en nuestra salud mental lo mejor posible porque de lo contrario no podremos dar lo que no podemos ofrecer. ¿Cómo podemos llegar a ser un abogado resiliente? Dijo Pierre Marie Quitard que para ir a un litigio hacen falta llevar tres sacos: “un saco de papeles, un saco de dinero y un saco de paciencia”. Esto vale para el asistido o cliente, pero también es encuadrable para el abogado, ya que uno como profesional del derecho, va a “transitar” por esos tres territorios que nos marca el escritor francés, sobre todo, cuando se somete en cada “caso” a un proceso judicial El “saco de papeles”, representaría el expediente judicial; El “saco de dinero” para los abogados, más allá de los gastos que se tienen para llevarun caso, significan la paga del cliente por el servicio profesional prestado. Y finalmente habla Pierre Marie Quitard del “saco de paciencia”. La paciencia, que dicen que todo lo alcanza, es mirar hacia el futuro, y es aquí, en este territorio no estudiado en las Universidades, en el que se desatan aspectos psicológicos tanto del cliente como delabogado, que muchas veces uno no sabe que significan y no se cuenta con el entrenamiento o el apoyo para superarlos. Como se han podido dar cuenta la palabra derecho no ha aparecido durante todo el artículo… y ni falta que hace, los abogados tenemos tanta responsabilidad con nuestros clientes, luchamos tantas horas por ellos, que en un ejercicio constante de responsabilidad hacia el exterior de nuestro mundo profesional, tendemos a ser irresponsables con la lucha constante con nuestros pensamientos, miedos, inquietudes oambiciones tendentes a conseguir el ansiado equilibrio emocional que todo abogado necesita para “bailar” con  el ejercicio  y no para “luchar” contra él. Un abogado resiliente se caracteriza por tener encendido el piloto automático para interrogarse y plantearse qué es aquello sobre lo que sí puede influir para desechar lo que no tiene importancia. El abogado del que hablamos se somete a un proceso de discernimiento, conociendo y diferenciando lo que está en su círculo de influencia de lo que está fuera. Mantener una actitud interna positiva, confiar en las propias habilidades y mantener una conducta proactiva a la superación de los problemas va a resultar relevante. El afecto, la solidaridad empática, la amistad, la expresión artística, el humor la ayuda que podamos recibir de gente que entienda, escuche y aporte soluciones se van a convertir en valores-antídoto que ayudaran a ser más resiliente. Los psiquiatras, estudiosos del tema, sostienen que no es una característica que la gente tiene o no tiene. Incluye pensamientos, conductas y acciones que pueden ser aprendidos y desarrollados por cualquier persona consiguiendo con ello luchar contra un determinismo biológico o sociológico. A pesar de todo, también es cierto que hoy hay más conciencia en el sector de la importancia de formarse en habilidades de liderazgo intra e interpersonales de la abogacía. Tan importante es saber interpretar una norma como adaptarla al supuesto concreto, y en los casos reales siempre hay una razón principal, y ésta es siempre emocional. Solo entendiendo las emociones de nuestros clientes podremos hacer una buena defensa. Fuente: JUANPUELLO Web aquí

IA

Compliance y Derechos Humanos

Los pro­ce­sos de com­plian­ce re­pre­sen­tan un vehícu­lo fun­da­men­tal para la trans­for­ma­ción de la di­ná­mi­ca so­cial, que da aper­tu­ra a una de­bi­da tu­te­la de los de­re­chos hu­ma­nos en las he­rra­mien­tas de ges­tión em­pre­sa­rial y gu­ber­na­men­tal… Gue­rre­ro Mar­tí­nez, Ro­dol­fo Des­de el si­glo… Leer más »Compliance y Derechos Humanos